Resumen y traducción del artículo publicado el 3 de octubre de 2019 por ResearchGate

Fuente: Research Gate

LSS inicialmente se describía como una condición debido a la deleción de novo que iba de unas pocas kilobases a muchas megabases incluyendo al menos parte del gen SOX5. Clínicamente se caracterizaba por retrasos en el desarrollo, en el lenguaje y psicomotor, retraso intelectual, trastornos del comportamiento como autismo, etc. Esto es lo que se sabía de estudios anteriores.

  • No se observa relación fenotipo-genotipo. Es decir, el tamaño de la deleción y su posición no guarda relación con su manifestación clínica.
  • Tras el análisis de los 41 pacientes, a mayores se ve:
    • El 14% de las familias presentan mosaicismo germinal. Esto es importante a la hora del análisis genético. Puede haber casos que se consideran inicialmente de novo ya que los padres no presentan clínica, pero sí que son portadores. (Mosaicismo: El mosaicismo se define como la presencia de dos o más poblaciones celulares con diferente composición genética en el mismo organismo. Este fenómeno se debe a la aparición de errores en el ADN durante las múltiples divisiones mitóticas que tienen lugar durante el desarrollo.)
    • El retraso de inteligencia está dentro de un rango medio a moderado, aunque en muchos casos hay déficits cognitivos específicos más que generales.
    • Retrasos en el área motora y del lenguaje en todos los pacientes.
    • Los trastornos del comportamiento son frecuentes, incluyendo autismo.
    • La microcefalia es infrecuente, aunque se observan alteraciones en el desarrollo cerebral.
    • La hipotonía es común.
    • Parece que predispone a la epilepsia. Las crisis parecen responder bien a los tratamientos convencionales.
    • Problemas oftalmológicos observados frecuentes: estrabismo, atrofia del nervio óptico, ambliopía (Ambliopía u «ojo perezoso» es uno de los problemas más comunes de la visión en niños. Esto sucede porque uno de los ojos no se comunica bien con el cerebro. El ojo puede parecer normal pero el cerebro «prefiere» el otro ojo. En algunos casos, los dos ojos pueden estar afectados), discapacidad visual cortical (ICV se refiere a una condición del cerebro, no una condición del ojo y es el resultado de los daños en el cerebro y en el sistema visual que se refiere al proceso e integración de la información visual. IVC puede ser temporal o permanente y puede variar entre discapacidad visual severa a una ceguera total. Se refieren al IVC de muchas maneras y nombres incluyendo ceguera cortical, ceguera cerebral, disturbio visual central, y la discapacidad visual cerebral).
    • Malformaciones esqueléticas, como escoliosis y vértebras cervicales fusionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *