¿Qué es un logopeda?

El logopeda es el profesional encargado de la prevención, valoración y tratamiento de los trastornos del habla, el lenguaje, la voz, la comunicación y la deglución.

¿Cómo tratan a los niños con LSS?

El trabajo de estos profesionales se centrará, por tanto, en el abordaje de las siguientes dificultades asociadas al síndrome de Lamb-Shaffer:

  • DEGLUCIÓN
    • Es el acto de transportar el alimento desde la boca al estómago incluyendo la masticación y el paso del bolo por la faringe y el esófago. Se trata de un mecanismo complejo que requiere una plena sincronía para evitar alteraciones de la seguridad (atragantamientos y paso de material a la vía aérea) y alteraciones de la eficacia (adecuada ganancia de nutrientes e hidratación).
    • La aparición de complicaciones en este proceso hace necesaria la intervención logopédica para evitar secuelas tales como infecciones respiratorias, deshidratación o desnutrición. En muchos casos se podrá prescindir así de una sonda enteral. En el caso de existir, se intentará rehabilitar la deglución para que el paciente logre alimentarse por vía oral.
  • COMUNICACIÓN:
    • La comunicación es el acto por el cual se transmite información. Puede tratarse de palabras, gestos, gritos, llantos… Bien es cierto que esta necesita de unos prerrequisitos para desarrollarse (atención, fijación de la mirada, intención comunicativa, capacidad de imitación…) que pueden encontrarse retrasados.
    • La intervención temprana es fundamental para que el niño o niña pueda relacionarse con su entorno lo mejor posible, aunque no necesariamente sea verbalmente en las primeras etapas del desarrollo. En el caso de no poder alcanzar el lenguaje oral, el logopeda puede adaptar un sistema alternativo de comunicación.
  • LENGUAJE
    • El lenguaje es la forma más importante que tiene el ser humano para comunicarse. El retraso del mismo, tanto a nivel comprensivo como expresivo es una característica típica del Síndrome de Lamb-Shaffer. El lenguaje incluye las siguientes áreas:
      • Semántica (vocabulario y significado)
      • Morfosintaxis (oraciones)
      • Fonética-fonología (sonidos)
      • Pragmática (relación con el contexto)
    • Es habitual que estos pacientes tarden más en emitir sus primeras palabras, comprender vocablos habituales o manejar oraciones en comparación con los sujetos de su misma edad.
  • HABLA
    • El habla es el uso de una lengua para poder comunicarse. Las alteraciones anatómicas faciales, la debilidad muscular o la falta de movilidad de ciertas estructuras pueden comprometer la inteligibilidad de la misma. Por eso, es frecuente que el entorno refiera que “no entiende al niño/a”.
    • La intervención logopédica ayuda a que la comunicación sea más eficaz y disminuya la frustración por parte del paciente.
  • OTRAS FUNCIONES ORALES
    • En algunos niños puede observarse la presencia de sialorrea (babeo) debido a la hipotonía muscular y la protrusión lingual (lengua saliente de la cavidad oral). La terapia miofuncional ayuda a la disminución o desaparición del mismo evitando así sequedad de la mucosa y complicaciones a nivel dermatológico (irritación de la piel).
  • EJEMPLO DE UN CASO
    • XXX es un niño de 8 años que presenta retraso del lenguaje y falta de inteligibilidad del habla debido a alteraciones anatómicas y falta de movilidad tanto lingual como labial. Con él se persiguen los siguientes objetivos:
      • -Aumentar la tonicidad de los músculos faciales.
      • -Alcanzar una posición adecuada de la lengua y maximizar su movimiento.
      • -Fomentar la adquisición de vocabulario comprensivo y expresivo.
      • -Aumentar la comprensión y expresión morfosintáctica (frases)
      • -Fomentar la inteligibilidad del habla a través de la adquisición fonémica.

Los terapeutas nos enfrentamos a grandes retos relacionados con las enfermedades raras puesto que existe poca información a cerca de ellas. Sin embargo, debemos centrarnos en las características y necesidades de cada paciente buscando en todo momento la colaboración con el entorno próximo del niño/a (familia, colegio, otros terapeutas implicados…). El empoderamiento de la familia es una de las herramientas más valiosas de la intervención actuando los miembros de esta como verdaderos coterapeutas.

No trabajamos con patologías, trabajamos con personas que padecen ciertas patologías


Noelia Rivadas LópezLogopeda

Col. 15/0661

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *